7 jun. 2009

Bouquet



Bouquet, 2007 , acrílico sobre lienzo, 300 cm x 200 cm

Esta es una pintura automática, casual. Había que hacer algo fresco con los ingredientes que tenía a mi alrededor. Ahora se ha sedimentado. Siempre he pensado que se podría pintar como se habla. Cuando pintaba a Mª Auxiliadora y a San Juan Bosco con Don Arturo en el colegio Salesiano Santo Tomás de Villanueva de Ciudad Real, recuerdo que lo que en realidad quería pintar era algo parecido a esto. Y estos sueños infantiles suceden también hoy. Al fin y al cabo, que mejor cosa que hacer una pintura con lo que demanda la pintura. Flores. Grandes flores para los buenos propósitos. creo que funciona también en vertical y de un tiempo a esta parte creo que no funciona. Disfruté mucho del Seminario que Clemente Padín dio en Bilbao sobre poesía visual. Poesía concreta. Sin embargo. recuerdo que el uruguayo, hombre ligero de equipaje, no se sintió demasiado interesado por la pintura concreta. ¿Será que lo concreto es lo que cada uno de nosotros debemos de hacer?, o peor, ¿será tan sólo el salario lo concreto?. Vaya pues un otoño concreto:
OTOÑO
MAS tierno el barro
más fugaz la llama
más clemente el aire
menos rotundo el fuego,
un día nada habrá que ganar,
y el dolor más lejos.
Javier Aguirre Gandarias

2 comentarios:

alberto dijo...

Nos pierde la pintura, Carmelo,
nos pierde la pintura!

elfindelpin dijo...

Y la cordura,Alberto,y la cordura.Ser importante es muy agradable pero más importante es ser agradable. A no ser que sin enterarme hayan cambiado mucho los tiempos.