3 jun. 2009

Torre con gallina


Toda clase de orquídeas. Entonces pude ver que las orquídeas cambiaban de tamaño y de blancura. Cambiaban incesantes, por adentro. Manuel Padorno. Estoy tan enfermo de poesía, que leo todos los textos como si lo fueran. Así es como los libros me duran siempre y la obra se parece tanto a las cosas que uno anhela.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Este trabajo puede contemplarse ahora en la tienda de Paul Cearsolo. Pasamos a verla al volver a casa del cumple de Xavier. Alli esta entre otras obras de belleza peculiar, caprichosa. No puedo olvidar la aseveración de Andre Bretón: " Solo es imprescindible lo inutil".Amenizo con estas policromias la espera de la pintura. Consigo asi un espacio donde todo es posible.